5 trucos imprescindibles para decorar la habitación de tu hijo

Encontrar el equilibro perfecto en las decoraciones infantiles es mucho más complejo de lo que parece. Es muy importante prestar atención hasta el más mínimo detalle para que todo esté tal y como lo hemos idealizado en nuestra mente.

Uno de los elementos que no nos pueden pasar desapercibidos son las fundas nórdicas. Son perfectas tanto para poder utilizarse en invierno como en verano.

A continuación, encontrarás una lista de consejos para que sepas cómo decorar con fundas nórdicas infantiles pero sin complicarnos demasiado.

Juego de colores

Es importante adaptar la combinación de colores a cada estación. A la estación veraniega le va más una explosión de colores, por ello nos deberíamos centrar en elegir colores vibrantes. Sin embargo, en invierno deberíamos limitar esos colores eligiendo algunos tonos más tenues y no tan intensos. Esto no quiere decir que en esta estación tengamos que eliminar cualquier color de las fundas nórdicas, pero sí que tienen que estar relegados a un segundo plano.

Contraste

Lo que la última moda nos trae en decoración es el juego de contrastes. Tanto a nivel de decoración en general, como a la hora de utilizar la ropa de cama perfecta. La idea es poder combinar dos colores que a priori, pudiera llegar a parecer imposible. Ya sabemos que el negro puede contrastar muy bien con el blanco. Sin embargo, se le puede añadir mucha más complejidad a este conjunto incorporando también un violeta o un gris.

Sintonía con el resto de la habitación

Un error muy habitual que se suele cometer en el ámbito de la decoración es enamorarnos de una determinada funda nórdica sin ni tan siquiera determinar si se integrará bien con el resto de elementos. Si en toda la habitación predomina el blanco y el negro, quizá añadir un rojo intenso como funda nórdica no sea una muy buena idea. Estos elementos discordantes estresarán la mente de nuestros hijos y esto se verá traducido en una reducción de su rendimiento diario.

Calidad ante todo

Pero no sirve de nada comprar fundas nórdicas infantiles que sean muy estéticas si a la hora de la verdad, no han sido confeccionadas con materiales de gran calidad. El problema es que las de mala calidad pueden llegar a presentar costuras en lugares en los que no deberían de estar, así como presentar materiales nada cómodos.

Vale la pena invertir un poco más y conseguir ropa de cama que se adapte al delicado cuerpo de los más pequeños para evitar problemas en el futuro.

Comparación de opciones

Existe una gran variedad de fundas nórdicas infantiles en el mercado, confeccionadas en diferentes colores, materiales y estilos. Si se te ocurre comparar estas opciones a través de Internet, podrás hacerlo en tan solo unos minutos para elegir la que más te convenga. Es una estupenda manera de sopesar tranquilamente cual se adapta más al estilo de la habitación.

¡Con estos consejos, encontrar las fundas nórdicas infantiles será un juego de niños!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies