¿Cómo decorar el hogar según el Feng Shui? Aspectos importantes

decoracion feng shui

Según la disciplina del Feng Shui, el mundo está compuesto por diferentes energías que nos pueden afectar positiva o negativamente. Si estas energías no pueden fluir de la forma adecuada, seguramente esto lo vamos a notar en ciertos aspectos de nuestras vidas.

Por ejemplo, en un hogar, si la disposición de los muebles, así como otros elementos, no es la adecuada, las energías no fluirán tal y como deberían y, por esta razón, todo nos puede ir mal.

Hemos preparado algunos consejos para poder mantener las energías controladas.

Selección de colores

En lo primero en lo que debemos de reparar es en los colores ya que, según esta disciplina, son capaces de poder afectar a nuestro estado de ánimo. Por ejemplo, los colores tierra nos aportan estabilidad y tranquilidad, el amarillo nos da alegría y el tono naranja aporta calidez.

El negro nos da abundancia material, el rojo estimula la energía, el blanco se asocia con la energía y la pureza…

Dependiendo de lo que queramos atraer a nuestra vida, deberíamos echar un vistazo a su significado y pintar una determinada habitación con el color deseado.

Cuidado con los espejos

Los espejos pueden ser positivos o negativos dependiendo de dónde se coloquen. En los baños y en las habitaciones servirán de canalización para que la energía se pueda ir trasladando de habitación en habitación. Sin embargo, no se deben de colocar en la entradita. La razón de ello es que, al estar tan cerca de la puerta principal, lo único que harán es que la energía se pueda escapar y esto es precisamente lo que tenemos que evitar.

Distribución en el salón

Para que un hogar pueda distribuir la energía de la forma correcta, esta sala debería de estar lo más próxima posible a la entrada. Además, en el caso de que tengamos espacio de sobra, deberíamos de recolocar todos los muebles con el objetivo de que formen una figura cerrada. Siempre que se pueda, todos los elementos tendrían que tener a sus espaldas una pared.

Distribución en el dormitorio

Lo primero que tenemos que examinar es la cama. En ningún momento se tiene que colocar en el centro de la habitación porque puede generar sensación de inseguridad. Hay que intentar que, en el momento en el que durmamos, que nuestros pies ni apunten a la ventana ni apunten a la puerta. Además, siempre que podamos, tampoco se recomienda que durmamos debajo de una ventana porque nos podría llegar a generar sensación de ansiedad.

La importancia de los pequeños detalles

Parece que vas pillando cómo funciona el Feng Shui, ¿verdad? Sin embargo, debes saber que hasta el más mínimo detalle puede llegar a afectar. Por ejemplo, el simple hecho de colocar topes para puertas puede conseguir atrapar la energía positiva para que no se escape. ¿La razón? Un simple portazo puede hacer que la energía salga despedida de la habitación, con los topes los podemos evitar.

Directrices sencillas para conseguir que la energía se canalice de la forma adecuada en tu hogar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR