¿Cómo prefieren a los hombres las mujeres españolas?

hombres-mujeres

¿Hombres altos o bajos? ¿Con “tableta” o con “barriguita cervecera”? ¿’Hipsters’ o freaks de la informática? ¿Perfectamente depilados o piensan que dónde hay pelo hay alegría?  ¿Románticos o pasotas? Con tanto dónde elegir, seguro que más de una vez te has preguntado cuáles son aquellas variables que hacen que una mujer se sienta atraída por un hombre  en concreto. Como españoles tenemos gustos compartidos bien definidos, resultado de nuestra cultura social (véase la siesta o la sobremesa)

Pero ¿qué pasa cuando se trata del amor? Viendo lo que nos diferencia de otras culturas, podemos preguntarnos si las chicas españolas tienen un ideal masculino diferente, por ejemplo, al de las alemanas o las francesas. Bien es cierto que, a la hora de enamorarse, no hay un prototipo único. De ser así, el 90% de las españolas estarían solteras y encontrar pareja sería casi tan improbable como acertar los números de la lotería. Lo que sí existen son ciertos rasgos comunes en los hombres que aumentan la probabilidad de hacer ‘tilín’ a una mujer española.

“Con barbas y a lo loco” : dejarse barba de vikingo o bigote está de moda. Y por lo visto, a las mujeres nacionales les gusta.  El estilo hipster atrae al sector femenino, que prefiere una buena barba, ya sea recortada o frondosa a una cara afeitada.

Suaves como un bebé: en el caso del cuerpo, la cosa cambia. Nueve de cada diez españolas prefieren que sus parejas se depilen. Adiós a los “hombres de pelo en pecho”. En este aspecto, son incluso más quisquillosas que las inglesas o las italianas.

“Lo siento Brad, no eres mi tipo”: En un primer acercamiento, los morenos tienen más posibilidades de éxito que los rubios a la hora de atraer a una mujer de nuestro país. Parece ser que el “prototipo Brad Pitt” ya no triunfa entre las seguidoras españolas, que se decantan más por las melenas oscuras.

No a los “machitos de gimnasio”: Según un estudio realizado en 19 países, el estilo ‘fofisano’ es el que causa sensación entre las españolas. Nada de cuerpos súper musculados, abdominales como tablas de lavar o camisetas que parecen envasadas al vacío. Resulta más atractivo que haya un poco de dónde agarrar. Cuerpos sanos, eso sí, pero también blanditos. Esto hace que el concepto de belleza de la mujer española sea muy diferente al que tiene por ejemplo Estados Unidos, donde el hombre ideal se asemeja más al estereotipo de dios griego, con un torso y unas extremidades bien marcadas y definidas.

La belleza está en el interior: Al margen del físico, la personalidad y forma de ser de un chico supone un factor clave cuando se trata de elegir. Por ello, ser abierto hace ganar puntos a ojos de las españolas. Además, valoran muy positivamente que sepa escuchar, hablar de cualquier tema y por supuesto su capacidad para hacerlas reír. También otorga puntos extra el que sea aventurero y atrevido, sin que, con ello, deje de ser un buen padre. La idea de formar una familia estaría incluso por encima del aspecto físico a la hora de elegir al hombre de sus sueños.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR