Consejos para instaladores eléctricos

Si eres una persona que se dedica al sector de la electricidad y que cada día realiza todo tipo de instalaciones eléctricas, presta especial atención a lo que te vamos a contar a continuación, ya que te vamos a dar las claves para que puedas realizar cualquier tipo de instalación de toma de tierra, cambios en el cableado, etc., sin correr ningún tipo de riesgo.

Errores más comunes al realizar una instalación eléctrica

Lo primero que debes conocer son los errores más comunes que suelen cometer los electricistas al realizar cualquier tipo de instalación eléctrica, ya sea de toma de tierra, de alumbrado, de toma de corrientes, etc.

Para asegurarte de que todo sale a pedir de boca deberías contar con tu propio plano o croquis en el que plasmes previamente todo el trabajo que vayas a realizar durante la instalación. Deja a un lado la improvisación y asegúrate de tener todo bajo control y de que no aparezca ningún tipo de error ni inconveniente.

También deberías prestar especial atención al tendido de cables, especialmente cuando vayas a realizar la instalación de una toma de tierra. Asegúrate de controlar tanto la trayectoria, como los amarres o la cantidad de los mismos, ya que de esta manera reducirás las posibilidades de sufrir cortocircuitos o fugas de energía.

Materiales adecuados

Igual de importante se muestra acertar con los materiales que vayas a utilizar para realizar una instalación eléctrica de cualquier tipo. Lo más recomendable es apostar por materiales que sean de metal o de PVC, ya que son unos de los que mejores resultados ofrecen. Respecto a los conductores, que serán totalmente necesarios, hazte con unos cables que dispongan de un forro aislante para evitar cualquier posible problema.

También será necesario contar con unos interruptores de navajas que sean de 30 amperes, así como con unos centros de carga que incluyan interruptores termomagnéticos.

Seguridad ante todo

La seguridad es fundamental para el trabajo de un electricista, por ello es importante asegurarte que al trabajar hayas reducido al máximo los niveles de humedad de la zona y que no exista rastro de agua, ya que de lo contrario las posibilidades de sufrir una descarga eléctrica aumentarían considerablemente.

En cualquier caso, será necesario para reducir cualquier posible riesgo cortar por completo el suministro eléctrico y asegurarte de que no exista ningún abastecimiento de energía. Asegúrate también de que la instalación no tenga forma de anillo, ya que en este caso aunque cortes el suministro eléctrico, es posible que nosotros mismos actuásemos como conectores y recibiésemos una descarga.

Por esta razón los expertos recomiendan que siempre que se vaya a realizar cualquier tipo de instalación se lleve encima un elemento que actúe como aislante, ya sean unos zapatos de goma, unos guantes protectores, situar un panel de madera en el suelo o apoyarte en cualquier material que no sea conductor de electricidad.
De modo que ya lo sabes, si eres instalador eléctrico, apúntate los consejos que te acabamos de dar para poder realizar tu trabajo de la forma más profesional y sin correr ningún riesgo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies