Neumáticos para terrenos de montaña, equipa bien tu 4×4

neumaticos todo terreno

Cuando compramos un coche (un sedán familiar, un utilitario o un todoterreno), lo habitual es que venga del concesionario ya equipado con los neumáticos de serie, generalmente unas ruedas preparadas para circular sobre asfalto. Al fin y al cabo, la inmensa mayoría de desplazamientos se realizan sobre este tipo de vías. Desde luego que las ruedas constituyen un elemento de seguridad tan importante -o más- que el claxon, las luces o los cinturones. No obstante, en el caso de que circules con tu 4×4 por otras superficies deberías elegir otro tipo de neumáticos.

Cómo elegir neumáticos

Existen tres tipos de neumáticos: de asfalto, mixtos y de montaña o de campo (o neumáticos MT). En www.claxon.org explican que los primeros se encuentran en la mayoría de los coches ya de origen, pero en superficies de piedra, irregulares o duras no traccionan bien por culpa de la falta de tacos, por lo que nos arriesgaríamos a sufrir cortes o pinchazos. Sobre arena pueden funcionar. Sin embargo, sobre barro, como ocurre con los suelos de montaña, resultan completamente inútiles.

En consecuencia, si estás pensando en conducir tu 4×4 mayoritariamente sobre terrenos de montaña o irregulares, con nieve o a campo abierto, deberías equipar el todoterreno con unas ruedas específicas de montaña. A pesar de que sean algo más caras que las de carretera ofrecen una gran seguridad. Asimismo, unos neumáticos MT dan un plus de tracción, adherencia y resistencia extra que no encontraremos nunca en los mixtos y, mucho menos, en las ruedas convencionales para asfalto.

En suma, los neumáticos MT se muestran mucho más robustos que los de carretera, en parte porque la banda de rodadura resulta más rugosa y el dibujo se observa también más profundo. Realmente actúan como neumáticos de tacos. Precisamente, con el fin de hacer frente a la violencia del terreno se hallan reforzados, lo que conlleva unas ruedas más firmes y robustas con las cuales conducir fácilmente por los terrenos escarpados de las montañas.

Como consejo, una de las claves para conseguir el máximo rendimiento a los neumáticos de montaña consiste en jugar con la presión en cada momento y circunstancia. En terrenos blandos como el barro, en los que se necesita especialmente contacto con la superficie, se debe aminorar la presión con el fin de traccionar mejor. En el caso de que se conduzca sobre terrenos pedregosos, por el contrario, se incrementará con motivo de reducir la superficie de contacto. Así, los flancos de la rueda no permanecerán tan expuestos y existirán igualmente menos posibilidades de pinchar o de dañar el neumático.

Neumáticos mixtos

Los neumáticos mixtos, los AT (all terrain, todoterreno), los podemos utilizar si circulamos por ambas superficies a partes iguales. Mejoran la circulación en montaña respecto a los de carretera, pero están a años luz de los de montaña aunque es cierto que algunos mixtos se comportan muy bien en terrenos complicados. La elección entre mixtos o de montaña puros depende del uso que les vayas a dar, pero si circulas mayoritariamente por montaña un buen neumático especializado te hará ganar en seguridad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies