¿Qué hay que hacer para trabajar en una farmacia?

cruz farmacia

Lo primero que tienes que saber para trabajar en una farmacia es que tienes que haber desarrollado una especial pasión por el mundo de la medicina; además, debes de contar con algunos conocimientos básicos sobre cómo actúa un fármaco en el organismo de cada tipo de persona.

A diferencia de lo que se pueda llegar a pensar, cualquier persona no es capaz de poder llevar una farmacia. Necesitaremos una formación inicial, así como contar con unas capacidades que se consideran clave.

Todo lo que necesitas para trabajar en una farmacia

Formación específica

En realidad, existen muchas maneras para poder trabajar aquí, sin embargo, se engloban en dos grandes ámbitos: o bien nos decantamos por una carrera universitaria, o bien por un ciclo de formación profesional.

Por ejemplo, existe una formación universitaria específica para poder dedicarse a trabajar una farmacia: se conoce como “grado en farmacia”. En esta rama lo que aprenderemos será todo lo relacionado con el ámbito de los fármacos y los medicamentos. Además, se desarrollarán las habilidades y las actitudes necesarias para que podamos trabajar en este especial mundo de la salud.

Si la carrera universitaria no es lo nuestro, siempre nos podemos decantar por el “ciclo formativo de grado medio de Farmacia y Parafarmacia”.

Formación complementaria

Ahora bien, aunque con estos dos títulos ya podremos entrar a trabajar aquí, también tienes que saber que existe formación complementaria que nos va a ayudar a avanzar en nuestra carrera. A todos estos títulos podremos acceder normalmente una vez que ya hayamos terminado nuestra formación post universitaria.

Entre algunos de estos estudios, destacamos el máster universitario en investigación y desarrollo de medicamentos, máster universitario en investigación y uso racional del medicamento, posgrado en marketing farmacéutico…

¿Trabajar por cuenta ajena o por cuenta propia?

Una vez que ya contemos con las capacidades propias como para trabajar en una farmacia, nos tendremos que decantar, o bien por la opción de trabajar para un propietario de una farmacia, o bien abrirla nuestra propia.

Por lo general, la opción más elegida es la de trabajar para otros. De esta forma, no tendremos que estar afrontando los riesgos habituales de poder llevar cualquier tipo de negocio.

Ahora bien, si queremos elegir la opción de montar nuestra propia farmacia, hemos de considerar toda una serie de criterios. Por ejemplo, tendremos que contar con permisos, autorizaciones, con un distribuidor, con algunos elementos como la cruz farmacia. Y esto son tan sólo algunos de los criterios que tenemos que considerar… Por supuesto, en el momento en el que nos metamos en este mundo, los problemas serán todavía mayores.

El hecho de llevar una farmacia no nos garantiza el éxito ya que existe mucha competencia asociada.

Así que ya lo sabes, en el caso de que quieras trabajar en una farmacia, tan sólo tienes que conseguir ese tipo de formación y decidir lo que vas hacer a continuación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies